El precio de la vivienda de segunda mano sube un 0,5% en enero

El precio de la vivienda de segunda mano sube un 0,5% en enero

El precio medio de la vivienda de segunda mano en España se sitúa en enero en 1.742 €/m2 y se incrementa un 0,5% respecto al mes de diciembre, según datos del portal inmobiliario fotocasa. Este dato muestra, una vez más, que el precio de la vivienda de segunda mano fluctúa poco mes a mes y muestra que el precio tiende a la estabilización. Atrás hemos dejado las grandes caídas de precios a las que hemos asistido en los últimos años.

Respecto a la variación interanual, en enero de 2018 el precio de la vivienda de segunda mano sube un 5,6% y encadena 16 meses de subidas interanuales consecutivas.

“El precio de la vivienda en venta sigue creciendo como consecuencia del interés que vuelve a despertar el mercado inmobiliario en un contexto de mejora económica y de consolidación de la financiación. Pero los datos de fotocasa siguen mostrando las diferentes velocidades a las que se mueve el sector, con Cataluña, Madrid y las islas protagonizando las mayores subidas. En estas regiones la vivienda se ha encarecido en torno a un 10% en tan solo un año, porcentaje que se eleva a más del 20% en algunos distritos de Madrid y Barcelona”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de fotocasa.

El precio medio de la vivienda de segunda mano en España acumula una caída de -41% desde que registrara su máximo histórico en abril de 2007 con 2.952 €/m2. En este sentido, nueve comunidades autónomas cuentan con caídas superiores al -40% desde que alcanzaron el precio máximo hace nueve años. La comunidad que más ha visto caer los precios es La Rioja (-55,7%), seguido de Navarra (-53,8%), Castilla-La Mancha (-50,9%), Aragón (-50,4%), Murcia (-49,4%), Asturias (-46,9%), la Comunitat Valenciana (-45,5%), Cantabria (-44,4%) y Extremadura (-42%).

El precio se incrementa en seis comunidades autónomas

De las 17 comunidades autónomas, en enero el precio medio de la vivienda de segunda mano sube en seis de ellas. El incremento más acusado se produce en Canarias (1,8%), seguido de Madrid (1,4%), la Comunitat Valenciana (1,2%), Baleares (0,9%), Aragón (0-7%) y Cataluña (0,5%).

En el otro extremo, Navarra es la comunidad que más ve caer los precios, en concreto un -1,3%, seguido de Murcia (-1,1%), Andalucía (-0,9%) y Cantabria y Galicia, que ambos descienden un -0,8% respecto al mes de diciembre. Por su parte, Castilla-La Mancha y el País Vasco se mantienen estables.

En cuanto a los precios, el País Vasco sigue siendo la comunidad más cara de España, con un precio medio de 2.746 €/m2, seguida de Madrid (2.446 €/m2) y Cataluña (2.321 €/m2). Por el contrario, Castilla-La Mancha (1.087 €/m2), Extremadura (1.092 €/m2) y Murcia (1.162 €/m2) son las comunidades con los precios de la vivienda de segunda mano más asequibles.

21 provincias incrementan el precio interanual

En cuanto a la evolución del precio de la vivienda por provincias, en 21 de ellas se registran subidas de precios en términos mensuales, con incrementos que van del 2,4% de Santa Cruz de Tenerife al 0,2% de Teruel. Por el contrario, 29 provincias descienden el precio en enero. Los descensos van del -0,1% de Segovia al -4,6% de Almería.

Del total de los 787 municipios de España analizados por fotocasa, en 464 municipios el precio de la vivienda sube en el mes de enero, en 31 municipios los precios permanecen estables y en 292 se registran descensos en el precio. El municipio con el precio de la vivienda de segunda mano más elevado es San Sebastián (4.654 €/m2). Por su parte, Benicull de Xúquer, en Valencia es la población española más barata, con un precio medio de 558 €/m2.

Incrementa el precio en 20 distritos de Madrid y en nueve de Barcelona

De los 21 distritos madrileños analizados por fotocasa, 20 de ellos registran aumentos del precio en el mes de enero. Moncloa y San Blas son los distritos que registran un precio más alto con un 4,8% respectivamente. Por el contrario, Vicálvaro es el único distrito que registra un descenso en el mes de enero, en concreto lo hace con un -0,6%.

En cuanto a los distritos con mayor y menor precio, Salamanca es el distrito más caro de la capital para comprar una vivienda con un precio de 5.430€/m2. Le siguen Chamberí (4.920€/m2), Chamartín (4.760€/m2) y Centro (4.700/m2).

En el lado opuesto, Villaverde es el distrito más económico para adquirir una vivienda de segunda mano, con un precio medio de 1.595 €/m2.

En la ciudad de Barcelona, nueve de los 10 distritos analizados por fotocasa incrementan el precio en enero. El mayor ascenso se da en Horta – Guinardó, con una subida del 1,7%. Sant Andreu es el distrito que ha sufrido un descenso mayor en el precio, con un 0,3%.

PRECIOS DE VENTA DE LOS INMUEBLES. AGOSTO 2017

PRECIOS DE VENTA DE LOS INMUEBLES. AGOSTO 2017

El precio de venta de la vivienda ha caído un 1,99% comparado con el año pasado.

 

En España, la vivienda en el mes de agosto de 2017 tuvo un precio medio de 1.528 euros por metro cuadrado, subiendo un 0,20% respecto al mes de julio.

Frente a agosto de 2016, ha descendido, situándose en el -1,99%. Mensualmente, las subidas mas altas se dan en Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana, mientras que las caídas mas intensas se han registrado en Castilla La Mancha, Navarra y Aragon.

Las regiones mas caras son Pais Vasco, Baleares, Madrid, Cataluña y Cantabria.

Las regiones mas baratas son Castilla la Mancha, Extremadura, MURCIA, Aragón y Castilla y Leon.

El precio por metro cuadrado en la Región de Murcia ha pasado de 1.162 € a 1.160 € cayendo un -0,17% durante el ultimo mes y experimentando un acumulado de -4,37%

 

GASTOS EN LA COMPRA VENTA DE LA VIVIENDA

GASTOS EN LA COMPRA VENTA DE LA VIVIENDA

Gastos de la compraventa

Escritura pública en la notaría
La escritura pública de compraventa certifica el cambio de propietario y, aunque no es obligatoria para otorgar una compraventa, es muy aconsejable, ya que sus efectos están regulados específicamente por las leyes y, por lo tanto, son más válidos que las cláusulas incluidas en el precontrato.

Esta la debe realizar un notario y sus honorarios, regulados por la Administración, dependen del precio del inmueble y de otros factores como el número de avalistas o la extensión de la escritura. Si se compra mediante crédito hipotecario y no se produce subrogación, hay que realizar dos escrituras: la de compraventa y la de la hipoteca.

Al estar regulado por Ley, todos los notarios de España cobran lo mismo por el mismo servicio, si bien estos pueden hacer un descuento del 10%. Para las viviendas de protección oficial y en las subrogaciones, los precios son más reducidos.

Con la escritura pública, el notario aportará fehaciencia y seguridad jurídica de la compraventa; además comprobará la identidad, capacidad y legitimaciones de comprador y vendedor, el supuesto de Vivienda de Protección Oficial, el estado de la vivienda, el registro de titularidad y cargas y seguridad en la compra, del pago de las cuotas de la comunidad y los datos catastrales, el certificado de eficiencia energética, la cédula de habitabilidad y de los medios de pago. También advertirá del precio aplazado, de los vicios ocultos y de las obligaciones fiscales, y procederá a la Identificación del Titular Real.

Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana
Los impuestos y sus costas varían mucho en función de si se trata de una vivienda de obra nueva o una de segunda mano…

– El IVA: Sólo cuando se trata de una vivienda de obra nueva y se compra directamente al promotor. En este caso, los compradores tienen que pagar el 10% de IVA del valor de compraventa. El IVA es del 4% cuando se trata de viviendas de protección oficial.

– Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: Sólo si se trata de vivienda usada. Si se trata de una vivienda de segunda mano este debe pagar el Impuesto de Transmisión de Patrimonio, que supone entre un 5 y un 8% del precio escriturado, dependiendo de la comunidad autónoma. Este porcentaje puede variar si se es familia numerosa, minusválidos o si se tiene menos de 32 años, entre otros factores.

– Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: Se paga por firmar en el notario e inscribir en el Registro cada escritura pública. Su base de cálculo en las hipotecas es la responsabilidad hipotecaria y, aunque varía en función del importe, del tipo de vivienda y de la Comunidad Autónoma, va del 0,1 al 1,5%.

– Gastos de gestoría: Sólo en caso de que la compraventa sea mediante hipoteca. La gestoría de la entidad bancaría, a través de la que se realiza la operación, tramita la liquidación de los impuestos y el papeleo para la inscripción de la vivienda en el Registro, tanto de la escritura de compraventa, como de la hipotecaria. La tarifa varía en función de la empresa y lo normal es que se pida una provisión de fondos para el pago de estos trámites y, una vez inscrita la compra y la hipoteca en el registro, si sobra, se devuelva el dinero pertinente.

– Plusvalía municipal: El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, antes conocido como plusvalía municipal, grava el incremento de valor que un suelo experimenta desde su adquisición hasta su transmisión. El cálculo se hace en función del valor catastral de suelo, el número de años que se ha tenido el inmueble y el coeficiente de incremento y el tipo impositivo que establezca la ordenanza fiscal reguladora del impuesto del municipio en el que se encuentre el bien inmueble. Tras la reforma fiscal, en marcha el 1 de enero de este 2015, aquel que venda una vivienda adquirida antes de 1995 por un importe menor de 400.000 euros, el coeficiente de abatimiento se aplicará sobre este importe y todavía dispondrá de los euros restantes esa cifra para aplicar los coeficientes a la venta de cualquier otro activo adquirido antes del 1 de enero de 2015, aunque se venda posteriormente. Si el bien tiene un valor superior, el coeficiente se calcula sobre los primeros 400.000 euros. A no ser que ambas partes pacten pagarlo a medias, este impuesto corre a cargo de la parte vendedora, que tiene 30 días hábiles desde la fecha de la escritura pública para presentar la autoliquidación o declaración-liquidación ante la oficina liquidadora del Ayuntamiento.

Inscripción en el Registro de la Propiedad

Los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad no son fijos y varían según el valor del inmueble, en función de su ubicación y sus características. Las tasas son aprobadas por el Gobierno, pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado y no suelen superar el 1%.

En el caso de que esta inscripción la haga una gestoría, se deberá pagar los honorarios de la gestoría. Al contrario de lo que pasa con los notarios, las tarifas de los gestores no son fijas y, por lo tanto, conviene informarse bien antes de contratar a uno.

 

gastos compraventa

 

¿Qué paga cada parte?

Gastos del vendedor

– Los gastos derivados de la cancelación de inscripción de una hipoteca anterior, si la hay. Normalmente rondan el 2% o el 3% del total del préstamo concedido.

– El impuesto de plusvalía, que varía en función del valor catastral y el número de años transcurridos desde la anterior transmisión. El porcentaje lo establece cada comunidad autónoma, con unos máximos y unos mínimos fijados por ley.

– Honorarios del agente de la propiedad, si se ha contado con uno. Si lo ha contratado el comprador, el pago deberá correr a cuenta de éste.

Gastos del comprador

– Evidentemente, el importe pactado por la vivienda

– Los gastos de la escritura de la hipoteca, en caso de que haya

– El IVA, en caso de que se trate de una obra nueva, o el impuesto sobre transmisiones patrimoniales si es vivienda usada.

– El impuesto sobre actos jurídicos documentados.

– Los honorarios del notario, correspondientes al otorgamiento de la escritura pública y a las copias de ésta.

– Los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad

QUE ES EL CERTIFICADO ENERGETICO. ¿Es obligatorio?

QUE ES EL CERTIFICADO ENERGETICO. ¿Es obligatorio?

¿Qué es el certificado de Eficiencia Energética?

El Certificado de Eficiencia Energética es un justificante requerido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para todas las viviendas que vayan a ser alquiladas o compradas por otra persona. Esta medida quiere conseguir una mejora de energía en todos los países de la Unión Europea.

Este documento debe incorporar todos los aspectos energéticos del domicilio, sobre todo para permitir una mejor evaluación y calificación de todos los elementos que conforman el inmueble. De él se deriva un aspecto que es conocido como “etiqueta energética”.

¿Qué es la etiqueta energética?

La etiqueta energética es un documento donde se detalla la calificación que ha obtenido la vivienda. Este dato emplea una escala de letras que van desde la A, siendo la más elevada, hasta la G, que es la más baja de todas. Además, viene acompañada de una serie de colores que permite definir cuál es la más energética.

Este dato viene incorporado en el certificado energético, pero también incluye información sobre la cantidad de dióxido de carbono que se puede emitir e incluso facilita datos sobre el consumo anual de energía. Para entender mejor cómo funciona esta etiqueta, desglosamos sus diferentes calificaciones:

• La letra A está coloreada de verde oscuro y es la que representa la mayor eficiencia energética.

• La letra B está tintada de verde más claro sigue manteniendo la eficiencia.

• La letra C está pintada de un verde más amarillento y no es tan energética como las anteriores.

• La letra D está coloreada de amarillo y representa una eficiencia normal.

• La letra E tiene un tono más anaranjado y deja patente que el inmueble cuenta con muy poca eficiencia energética.

• La letra F es totalmente naranja y es uno de los últimos escalones de la lista.

• La letra G está en rojo y representa una vivienda que no cuenta con ningún tipo de eficiencia energética.

Todos los usuarios del mercado energético deben tener en cuenta que esta etiqueta tiene una duración de diez años desde el momento en el que se emite.

 

¿Es obligatorio este certificado?

Sí, según lo previsto en el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, todos los usuarios que quieran alquilar o vender un inmueble deben disponer de este certificado. Esta medida se inició en junio de 2013, con el fin de informar a la otra persona de la eficiencia en energía que dispone dicha vivienda y todas las inmobiliarias, vendedores o arrendadores deben presentarla en el momento de la transacción.

 

¿Quién debe realizar este certificado energético?

El Certificado de Eficiencia Energética tiene que ser realizado por un técnico autorizado, que disponga de la formación adecuada para ello y pudiendo ser ingenieros, arquitectos o técnicos especializados. El usuario es libre de decidir con qué empresa profesional quiere realizar el certificado puesto que no hay obligación de contratar uno específico.

 

¿Qué coste tiene este justificante de eficiencia energética?

El coste del Certificado de Eficiencia Energética no está estipulado por el Gobierno, sino que se establece dependiendo de la oferta y la demanda que haya en ese momento en el mercado. Lo más aconsejable en estos casos, es comparar precios con diferentes empresas o solicitar presupuestos personalizados para ello.

 

¿Cuándo no se requiere el Certificado de Eficiencia Energética?

El certificado energético es obligatorio para todos los usuarios que quieran entrar dentro del mercado inmobiliario, ya sea para alquilar o vender una vivienda que posean, pero existen ciertos casos en los que no se requiere de este documento y quedan detallados de la siguiente manera:

• Edificios religiosos y monumentos históricos.

• Viviendas que no vayan a alquilarse durante más de 16 semanas al año.

• Aquellos edificios empleados para aspectos industriales o agrícolas.

• Inmuebles que hayan sido demolidos o destruidos o que vayan a ser una construcción provisional.

• Los pisos que dispongan de menos de 50 metros cuadrados.

 

¿Qué ocurre si no tengo el certificado energético?

Cualquier usuario que no disponga del certificado energético en vigor debe afrontar una multa, según queda establecido en la Ley 8/2013, de 26 de junio, donde el incumplimiento puede conllevar faltas leves, graves o muy graves. El consumidor puede enfrentarse a multas que rondan los 300 o 6.000 euros aproximadamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »